HISTORIA

 


MANUEL VILASECA, S.A. fue fundada en Diciembre de 1922 por Don Manuel Vilaseca Segalés (1902-1982). En un principio, y hasta 1941 giró, junto con su padre Don Juan Vilaseca Asquasciati, como Manuel Vilaseca y Cía. Desde 1941 y hasta 1964, como Manuel Vilaseca, y ya en Diciembre de 1964 se constituyó en Sociedad Anónima. Actualmente la sociedad está gestionada por la tercera generación familiar.

Hasta mediados de 1951 las instalaciones fabriles se encontraban en Santa Coloma de Gramenet, ciudad colindante, al nordeste, con Barcelona. A partir de esa fecha, y dada la imposibilidad de obtener un suministro mayor de agua por parte de la compañía abastecedora, se comenzaron a edificar unas nuevas naves en el Polígono Industrial de Móra la Nova, en la Comarca de Ribera d’Ebre que, aparte de contar con un gran caudal de agua extraída de pozos propios, linda con la vía férrea más importante del Estado Español, la línea Port Bou-Madrid. Desde entonces se fueron trasladando las instalaciones a la nueva ubicación, hasta que a finales de 1982 dejó de funcionar totalmente la antigua fábrica de Santa Coloma de Gramenet.

La actividad principal de la Empresa es la fabricación de colorantes orgánicos sintéticos, así como de varios intermedios para la fabricación de los mismos, siendo hoy en día la única Empresa del sector, con capital y tecnología propios, de la Comunidad Autónoma de Catalunya.

La comercialización de los colorantes e intermedios los realiza la propia Empresa directamente, tanto dentro del Estado Español como en la Unión Europea, siendo importante también la venta a terceros países en todos los continentes. Un 50% de la producción aproximadamente va dirigida a la exportación, de los cuales, un 80% queda en la Unión Europea.

Es de destacar los premios recibidos a lo largo de los 90 años en el mercado, como pueden ser, entre otros, en 1968 el Premio a la Exportación otorgado por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona; Líder de Exportación en 1976, Trofeo Internacional a la Exportación en 1977 y Placa de Reconocimiento a la continua y fructífera colaboración en favor del Desarrollo Económico y Comercial entre España y la, hoy extinta, U.R.S.S., en 1989. En Octubre de 1997, placa conmemorativa con motivo del 75 Aniversario entregada por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona.